El jefe nacional de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP) de Venezuela, Freddy Bernal, alertó este domingo que diez empresas navieras que trasladaban alimentos al país suramericano han sido objeto de sanciones del Gobierno de Estados Unidos dificultando la llegada de rubros esenciales.

La administración estadounidense “sancionó a 10 de las 12 navieras que trasladaban alimentos a Venezuela, lo que ocasiona retraso en la llegada de los rubros al país, es decir, lo que llegaba en un mes, ahora tarda tres meses”, denunció el funcionario venezolano.

El programa estatal de distribución de alimentos subsidiados a través de los CLAP alcanza a más de siete millones de familias en todo el territorio nacional.

Desde su lanzamiento en marzo de 2016, el mecanismo ideado para la protección del pueblo venezolano ante los embates de la guerra económica ha resultado efectivo para combatir la reventa, especulación, acaparamiento y contrabando de los rubros básicos.

“Si no fuera por el CLAP, millones de familias estuvieran en una crisis insostenible gracias a las sanciones de EE.UU.”, señaló Bernal.

El cerco económico, comercial y financiero impulsado desde Washington ha impuesto una cadena de obstáculos que el Ejecutivo venezolano debe sortear para garantizar la llegada de los combos alimenticios.

Además de las acciones coercitivas sobre las empresas de transporte marítimo, los pagos directos por transferencias bancarias en dólares que realiza el Estado son a menudo rechazados y se deben cancelar a través de terceros países. Un pago “que se ejecutaba en 20 días, ahora dura 45, 60 días”, detalló el jefe de los CLAP.

Con información de TeleSur.

Suscríbase a nuestro canal de YouTube
Síguenos en TwitterFacebook, Instagram

Comentarios en Facebook

shares
A %d blogueros les gusta esto: