San José de Cúcuta, 3 de abril de 2019.  La violencia en Cúcuta no tiene límites, aparece en el momento menos esperado, tan solo un accidente de tránsito o una bobada; solamente es ver que tu adversario es más pequeño o que ves que no es una persona  de pelea para aprovecharte de la situación.

Precisamente en un accidente de tránsito ocurrido en la avenida 9 con calle 13 entre un taxista y un motorizado. Al rato salió la intolerancia a flote, cuando el señor taxista agredió al joven motorizado simplemente porque el joven le dijo que él tenía la culpa.

Nuestra sociedad debe hacer esfuerzos para corregir este tipo de conductas. La violencia en la resolución de conflictos ciudadanos, es reflejo de la aplicación de ese método en la resolución de diferencias domesticas; y más grave aún: En conflictos políticos.  

Comentarios en Facebook

shares
A %d blogueros les gusta esto: